Procedimiento terapéutico mínimamente invasivo, que aprovechando la ecografía como técnica de imagen, nos permite resolver múltiples patologías, sin recurrir o evitando en muchos casos la intervención quirúrgica.

Se trata de una técnica, relativamente barata, muy accesible, sin emisión de radiaciones ionizantes y que permite seguir cada paso del tratamiento en tiempo real, disminuyendo los plazos de recuperación o las sesiones de rehabilitación ulteriores.

Otra de las ventajas es que se realiza con anestesia local, presenta muy pocas contraindicaciones (alteraciones de la coagulación, toma de anticoagulantes), y las complicaciones son escasas y muy poco frecuentes.

Patologías susceptibles de tratamiento con esta técnica

  1. Drenaje de colecciones: abscesos, hematomas, quistes. Esclerosis de quistes y cavidades.
  2. Esclerosis vascular: tratamiento de tendinopatías.
  3. Tendinitis calcificantes.
  4. Infiltraciones ecoguiadas.
  5. Neuroma de Morton.
  6. Inyecciones de ácido hialurónico.
  7. Gangliones; Quiste de Baker.
?>

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies